DIAPOSITIVA 32. BERNINI: PLAZA DE SAN PEDRO DEL VATICANO



Realizada entre 1656-1667. Se trata de una obra que se propone resaltar el lugar de mayor importancia de la Roma papal como foco de la religiosidad católica. Así su estructura se ve sometida a la existencia previa de la basílica de Miguel Ángel y del obelisco de Fontana, pero el genio de Bernini supo adaptar dichos elementos al deseo del Papa Alejandro VII de potenciar el centro de la Cristiandad. Para acometer este plan, el arquitecto dispone una elipse abierta, cosntituida por un conjunto de columnas gigantes de orden toscano, conectada con la ciudad y unida por un pasillo divergente a la fachada de la basílica, a la que singulariza y resalta, a modo de escenario teatral donde el Papa realiza sius apariciones publicas y muy especialmente la bendición "urbi et orbi". Esta idea de pantalla escenográfica se ve sutilmente enfatizada por lac reación de un espacio central de forma oval en torno al obelisco, encerrando el simbolismo del "omphalos mundi" y sugiriendo los brazos de la Iglesia abiertos hacia el preregrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario